Una defensa… sin tregua

Share

Por Francisco Reséndiz

Los estrategas de la marcha del domingo, donde la sociedad civil desbordó el Paseo de la Reforma y la Plaza de la República, y se hizo sentir en más de 50 ciudades de México y el extranjero, tienen claro lo que sigue y tienen listo un ultimátum para las fuerzas políticas del país: no votarán en 2024 por ninguna de ellas que “toque un pelo” al sistema electoral mexicano.

El análisis lo hicieron ayer desde temprano, una vez pasado el apasionamiento por haber rebasado cualquiera de sus propias expectativas. Fueron fríos y aceptaron que habían dado un mazazo sobre la mesa para proteger los avances de la transición democrática iniciada con la reforma de Reyes Heroles y que apenas es el inicio.

Fue una larga plática que se convirtió en comida, a la que asistieron los principales convocantes a la “Marcha por la Democracia” #ElINEnosetoca, en un lugar privado, donde hicieron el balance, y ahí advirtieron que vencieron el discurso de odio, el miedo y las amenazas con una fuerza que no cayó en el juego de la 4T ni en el del discurso del presidente López Obrador de convertir la movilización en una acción contra él.

– ¿Qué sigue?, le pregunto a una de las estrategas. Ella responde franca la decisión que han tomado desde la sociedad civil después de lograr una respuesta ciudadana a su convocatoria que, acepta, rebasó sus propias expectativas:

“Nos pueden dar (los partidos) cualquier respuesta como salida a sus intenciones de negociar (con el gobierno), pero mientras no tengamos certeza de que ni siquiera van a estar en la discusión, de que en el tema de la reforma Constitucional digan no, y luego en la reforma legal también digan no y emitan sus votos, lo que sigue es presionarlos, ponerles marcaje personal.

“Lo que sigue es elevarles el costo y decirles que está de por medio nuestro apoyo y decirles, tras la demostración de fuerza que dio la ciudadanía el domingo -porque no se quedó en un llamado a misa al que nadie hace caso-, decirles que no votaremos (en 2024) por nadie que le toque un solo pelo al INE en este momento”. Así de claro.

Advierten que la marcha fue una decisión estratégica, que era necesario salir y dar un mazazo sobre la mesa con una acción contundente y de fuerza porque ir de menos a más hubiera implicado riesgos. Y han mapeado a los partidos, el PAN y MC han dicho no, tienen dudas sobre el PRD tras lo de la Guardia Nacional y cero confianza en el PRI.

Así, para los hombres y mujeres que empujan la defensa del INE desde la sociedad civil el saldo de la marcha fue positivo pese a la “sospechosa” declaración de contingencia, de que el servicio de transporte público no funcionó como usualmente lo hace, pese a las vallas en el Ángel y la estructura metálica en la Plaza de la República, de provocaciones, de que AMLO invisibilizara las marchas en más de 50 ciudades y minimizará la de la CDMX y de una reacción hostil de grupos pro 4T en redes sociales queriendo engañar a la gente.

Al final la ciudadanía le arrebató las calles a aquellos sectores contestatarios que habían monopolizado la protesta social, y dejó claro que hay sectores de la sociedad mexicana que evitarán retrocesos en la lucha por la democracia que siguen dando los mexicanos.

EL APOYO A LA MARCHA DESDE LA 4T

Y si, en estos momentos de efervescencia política hay que analizar con especial atención lo que pasa en la Ciudad de México como epicentro de los grandes cambios políticos del país y que de a poco comienza a convertirse en el principal bastión de la oposición a la 4T en todo el territorio nacional.

La víspera, Ricardo Monreal, flamante presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado y líder de Morena en la Cámara Alta, afirmó que se debe respetar la Marcha por la Democracia, porque –dijo- es la expresión de ciudadanos ejerciendo sus derechos constitucionales y llamó a reflexionar sobre las demandas que se gritaron.

Si bien Monreal respeta la posición del AMLO sobre la movilización del domingo, no descalificó la marcha y, por el contrario, destacó el respeto de quienes se manifestaron, no se rompió un solo vidrio pues y comprometió una actuación responsable, seria, sin prisas, ecuánime y prudente sobre la reforma electoral. ¿Guiño?

Y EN EL EDOMEX

En el PRI del Estado de México la operación cicatriz avanza. El domingo, el Ecatepec, su bastión, el exgobernador Eruviel Ávila sostuvo que Ana Lilia Herrera, quien se perfilaba para buscar la nominación priista tiene su cariño y seguramente estará sumada al proyecto del priismo mexiquense y cerró filas con la inminente candidata del tricolor a la gubernatura mexiquense; advirtió que “el Edomex y el priismo está en buenas manos con Alejandra del Moral”.

Leave A Reply