La Junta de Gobierno de la UV

Share

Por Jorge Manzo Denes

Ayer la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana emitió un comunicado para “transparentar sus decisiones” respecto a la designación del Dr. Juan Ortiz Escamilla como Secretario Académico.

En su primer punto comunica que el 14 de octubre el Rector les informó de la renuncia de la Secretaria Académica en turno. Pasaron 10 días para transparentar este comunicado.

El segundo punto menciona que la presidenta de la Junta de Gobierno recibió la confirmación de la renuncia por enfermedad. Me parece correcto que digan de la renuncia, pero el motivo no es de nuestra incumbencia, por lo que haber mencionado “por enfermedad” es exponer al público la situación muy particular de una persona.

El punto tres, muy extenso, lo analizo en diferentes puntos:

Parte del texto dice “se reparó que el único integrante que no cumplía con un requisito era el doctor Juan Ortiz Escamilla. Sin embargo, se encontraba desempeñándose como funcionario universitario”. Aceptan que el requisito de edad no se cumplía y aun así siguieron adelante, y rematan con ese sin embargo que lleva a pensar. El Dr. Ortiz Escamilla había sido nombrado Director General de Investigaciones que, de acuerdo a la Ley Orgánica vigente, es nombrado por el Rector. La Ley Orgánica también menciona que el Director General de Investigaciones debe tener menos de 65 años, por lo que ese sin embargo de la Junta de Gobierno hace la observación que el mismo Rector omitió este requisito en su momento.

Otro punto en el texto es lo que la Junta de Gobierno en su comunicado llama “controversia o incongruencia legal” entre la Ley Orgánica y el Estatuto General. Este último dice que la autoridad unipersonal debe “Ser mayor de edad en pleno ejercicio de sus derechos”. La Junta de Gobierno aclara que esa mención se encuentra en el Artículo 3 del Estatuto General. No obstante, el Artículo 3 inicia diciendo “Además de los requisitos establecidos en la Ley Orgánica”, es muy claro “Además” y ese además implica primero cumplir con lo estipulado en la Ley Orgánica, esto es, menor a 65 años de edad.

Dice la Junta de Gobierno “al mismo tiempo que apunta a una realidad que los diferentes intentos de reforma a dicha ley han tratado de resolver”. Los intentos de actualizar la Ley Orgánica, en 2019 y ahora en 2022, está basada en su armonización con la nueva Ley General de Educación Superior, el objetivo nunca ha sido resolver incongruencias entre la Ley Orgánica y el Estatuto General.

Después hay un párrafo no muy claro “El Artículo 1 de la Constitución Mexicana…. exige que la interpretación de la norma en materia de derechos humanos sea pro persona, es decir, que se aplique la norma más favorable a la persona, la JG aplicó la que señala el Artículo 3 del Estatuto General”. En resumen, se ignoró a la Ley Orgánica ¿Entonces para qué la tenemos y trabajamos arduamente en su actualización si se va a usar a conveniencia?

Mencionan un antecedente similar en relación al titular de la Secretaría Académica, pero omiten decir que en aquella ocasión el mismo Abogado General de la UV le expresó a la Junta de Gobierno “para la designación del Secretario Académico debería atenderse a la fracción II del artículo 40 de la Ley Orgánica, esto es, a la condición de tener más de treinta años y menos de sesenta y cinco años de edad, al momento de la designación”. Y así como ahora, en el pasado la Junta de Gobierno también hizo caso omiso de ese artículo. Como universitarios necesitamos de manera urgente analizar la transparencia en el desempeño de la Junta de Gobierno.

Hay un tema más en relación a la “interpretación” de la que hace mención la Junta de Gobierno. Quien tiene la atribución de estructurar y aprobar la Ley Orgánica de la Universidad Veracruzana es la Legislatura del Estado, no la UV, y hubo ya un antecedente de interpretación en 2004, pero por la Legislatura del Estado no por la Junta de Gobierno. La Junta de Gobierno debería estar al tanto de ello, por lo que tiene que informar a la comunidad universitaria si sometió a aprobación por la Legislatura del Estado su interpretación de ley para dispensar el asunto de la edad.

El punto cuatro aclara a toro pasado que sí hubo terna, todos funcionarios de la actual administración, y justifica la designación del Dr. Juan Ortiz Escamilla por su “CV sobresaliente”. Repito, su currículum no está en duda, lo que está en duda son sus capacidades para estar al frente de la Secretaría Académica. Vuelvo a preguntar a la Junta de Gobierno, ¿cuales fueron los resultados del Dr. Ortiz Escamilla al frente de la Dirección General de Investigaciones?

La Junta de Gobierno pide a la comunidad universitaria ponderar la decisión tomada. Aquí lo estoy haciendo como miembro de la comunidad universitaria.

Mencionan que son momentos de “gran desmesura e intromisión política” ¿Cuáles? ¿Hay evidencia de la intromisión política? Es grave esta aseveración, de ser así como comunidad universitaria tenemos que hacer valer nuestra autonomía.

Gracias a la Junta de Gobierno por respetar la libertad de expresión, que por cierto la mía es individual, porque soy de la comunidad académica y mi interés es el bien de la Universidad Veracruzana.

Leave A Reply