Siempre supieron que estaban muertos: revela Peniley Ramírez que en informe sobre Ayotzinapa se acredita asesinato de 43 normalistas y responsabilidad del Ejército; Encinas condena filtración y pide a FGR investigar

Share

La periodista Peniley Ramírez reveló en su columna y en Twitter que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador sabía que los 43 estudiantes de Ayotzinapa están muertos desde septiembre de 2014 y que hay plena responsabilidad de mandos militares en los hechos.

En su columna de este sábado publicada en Reforma, la periodista refirió el Informe de la Presidencia de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, al cual tuvo acceso en una versión sin censura, a diferencia de la que, testada casi en su totalidad, hizo pública el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas.

“Casi todos los 43 normalistas que desaparecieron el 26 de septiembre de 2014 fueron asesinados, descuartizados y enterrados esa misma noche. Los criminales de Guerreros Unidos pensaron en quemarlos, pero eran muchos cadáveres y cambiaron de opinión. Se los repartieron. Cada grupo criminal se deshizo de los restos a su cargo como pudo”, publicó en su columna semanal.

Adicionalmente, Peniley Ramírez publicó en Twitter fragmentos de las conversaciones entre exfuncionarios, militares e integrantes del crimen organizado, en las que detallan muy claramente el destino de los 43 estudiantes. En total fueron 467 capturas de pantalla y 37 conversaciones de cinco teléfonos entre 36 actores, y 35 más solo fueron mencionados.

Los mensajes demuestran que miembros del Ejército tuvieron en custodia a seis estudiantes que estuvieron vivos hasta el 30 de septiembre de 2014 en una bodega de Pueblo Viejo, para después asesinarlos y desaparecer sus cuerpos.

“Más de un mes después de los asesinatos, el 3 de noviembre de 2014, más mensajes siguen haciendo referencia al encubrimiento. Cuerpos que han movido de lugar, que los han reubicado para que no encuentren los restos. Los mensajes insinúan que varios de los cuerpos fueron movidos al interior del Campo Militar del 27 Batallón de Infantería, en Iguala, pues ‘allí no entraba nadie”, señaló la periodista en su hilo de Twitter.

Se le va encima la “4t”

Enfurecido, el subsecretario de Gobernación Alejandro Encinas condenó la filtración del informe y solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR) que abra una carpeta de investigación al respecto.

En su cuenta en Twitter, Encinas Rodríguez manifestó que es “absolutamente irresponsable y una falta de respeto a los padres y madres de los estudiantes desaparecidos” la revelación del informe.

El funcionario consideró que “este tipo de filtraciones, lejos de ayudar a la investigación, la perjudican y abren paso a la impunidad”.

“El mismo gobierno que defiende a Julian Assange”, le respondió Peniley Ramírez en Twitter, quien recibió una oleada de ataques en esa red de parte de voceros, pseudoacadémicos, moneros y textoservidores de la “4t”, cuestionando su ética por hacer público un informe oficial del Estado mexicano.

Debe indagarse a las autoridades: Centro Prodh

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) emitió un comunicado en el que lamentó la filtración del informe, por considerar que revictimiza a las familias de los normalistas, pero pidió investigar a los funcionarios que filtraron el documento y no a la periodista que lo divulgó.

“Recordamos que ante las filtraciones debe indagarse a las autoridades que actuando con irresponsabilidad generan confusión y dolor, no a la prensa”, enfatizó.

Leave A Reply