Ni de Aquí, Ni de Allá

Share

2022

 

Por Fernanda De la Fuente

 

Hola queridos lectores, feliz 2022, lamento escribir tan entrado enero, pero he padecido una laringitis combinada con infección en la garganta, sinusitis y sistitis que no me han dado tregua.

 

No sé si decir que afortunadamente no es Covid, ya no sé qué decir; el médico familiar del IMSS, con el que voy cada mes por mis medis, (ya luego les cuento), no quiso darme antibiótico porque -no tiene ni tres meses que te receté la última vez, es muy pronto, tienes que superarlo, te voy a dar otras medicinas- dijo y sí, sí me dio, pero ninguna me ha curado y aquí estoy, como hubiera dicho mi abuelita -como santo Cristo-, cuando no es una cosa, es otra y obvio la prueba Covid, obligada y negativa y el comentario del doctor: -sí, es que hay miles, millones de enfermedades, además del Covid- y yo con más de 25 días, ya casi un mes con todo tipo de infecciones encima y así fue como terminamos el 2021 y comenzamos el 2022.

 

Sí fuera supersticiosa, les diría que con todo esto parecería que el año va a estar del nabo; nadie que comience algo así de mal puede creer que le va a salir bien, lo bueno es que no soy supersticiosa porque es de mala suerte, así es que parafraseando a una querida amiga que dicho sea de paso se la está pasando bomba por el continente asiático, -agarré mi culito en brazos- y me puse a trabajar con mis compañeras de Líderes Veracruzanas.

 

Desayunamos con mi querida amiga Namiko, a propósito de su próxima comparecencia el miércoles de la semana que viene.

 

Es imposible no hacer un reconocimiento al buen trabajo de esta mujer al frente de la CEDH (Comisión Estatal de Derechos Humanos), a la que no solo admiro por ser amigas, sino por bragada y por empeñosa. No hay fosa que no se descubra en Veracruz en la que no esté presente «Nami», haciendo su trabajo como siempre, al «pie del cañón», ni qué decir de cómo funciona la oficina, a pesar de sus viajes por todo el Estado, esa también va a la perfección, se los digo porque respiro por la herida y a las pruebas me remito.

 

El mismo día comparece mi querida, admirada y reconocida Naldy Rodríguez. Obviamente que platicamos con ella, es chica LIVE, y además  por eso que la que redacta (escribe García Márquez), le tiene tanto cariño, porque tiene edad para ser mija, incluso es un año o dos mayor que Gabriela mija. Naldy estaba haciendo sus prácticas cuando la conocí, era una chiquilla y su servilleta, que ya no se cocía al primer hervor, la recuerda corriendo por todo el centro de la ciudad de Xalapa para «cubrir la nota».  A pesar del fuego amigo su trabajo no tiene «peros», digan lo que digan los «envidiosillos de alrededor».

 

 

El jueves es el turno de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas. Me entristece decir que no creo que valga la pena la pérdida de tiempo,  tal vez si se pusieran a trabajar…

 

Sobre las amenazas en contra de mis amigos periodistas, solo voy a decirles que desde aquí les mando un gran abrazo y todo mi apoyo.

 

Por último y no por ello menos importante. El martes se presenta la maestra Delia González Cobos, titular del ORFIS.  Delia es mi amiga, igual que Naldy y que Namiko, ella también hace un gran trabajo al frente del Órgano de Fiscalización no se imaginan las que le hacen pasar, como dije arriba en este gobierno en el que NO QUIEREN A LAS MUJERES, esa es la verdad y les hacen la vida imposible sobre todo si son trabajadoras y eficientes.

 

Por ahí me dijo un pajarito que «la perrada se va a poner brava», peeeero sé porque las conozco bien, conozco su trabajo y a sus asesores, que una vez más van a salir airosas, como lo que son, tres mujeres  trabajadoras, eficientes, capaces y dignas representantes de nuestro género, ¡He dicho!

 

Hace 46 años conocí a doña Consuelo Fonseca de Sánchez de Ovando en un juego de «Gamos», (liga de Futbol Americano de la Madre Patria) y desde entonces por una razón o por otra, siempre estuvimos presentes una en la vida de la otra. Ayer mi querida Guli entregó su alma al creador, con todo el dolor de mi corazón les mando mi más sentido pésame a las familias Sánchez de Ovando Fiorenzano, Sánchez de Ovando Fonseca, Fonseca Palencia y Palencia Fiorenzano.

Descanse en paz.

 

Éxito para todos, que la suerte es para los tarugos!

 

Comadre felicidades por tu cumple, como siempre ahí estaremos.

 

Nos leemos pronto.

Leave A Reply