Parque Juárez

Share

La pesadilla pandémica en un país sin control sanitario

 

Por Mónica Camarena Crespo

Ómicron es la variante del Coronavirus con mayor fuerza de contagio; desde su aparición el año pasado, a nivel mundial se encendieron las alertas sanitarias para hacer frente a los avasallantes casos que se preveían para fin de año, especialmente por las fiestas y reuniones propias de la navidad y el año nuevo.

De esta forma, en Europa y Estados Unidos se aceleró la vacunación y se implementaron medidas de restricción para la entrada a esos países, como los certificados de vacunación y pruebas que demuestran estar libre del virus.

La decisión de exigir vacunas y análisis para entrar a varios países ha sido de la mayor responsabilidad, en concordancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero en México, no pasó ni una cosa ni otra. No se implementó ningún control sanitario por ejemplo en aeropuertos, principalmente el de la Ciudad de México en donde el tránsito aéreo es el de mayor número en el país.

Por ello, muchos turistas, incluidos los “relajientos” canadienses del chárter, decidieron viajar a México, por las facilidades sanitarias y la ausencia de controles en caso de estar infectados por Covid o alguna variante.

Así de irresponsables las autoridades sanitarias; no se puede esperar menos, tomando en cuenta, que es el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, quién infectado por segunda ocasión, continúa con la necedad de no utilizar cubre bocas y no respetar la sana distancia.

Pero los datos dan cuenta del desastre que viene, tan solo en la última semana la tasa de personas contagiadas se triplicó de 37.5 a 120.96, según la plataforma oficial Covid-19, México.

El mapa epidemiológico actualizado al 10 de enero, señalaba que ya son 21 estados los que superan los 70 casos activos estimados por cada 100 mil habitantes. Este martes en México hay un nuevo récord de casi 34 mil contagios.

Por ejemplo, Veracruz, pasó de 3.66 a 19.16 en casos activos por cada 100 mil habitantes y se confirma la presencia de la variante Ómicron en la entidad y en otros 18 estados.

Los datos en México no establecen qué tipo de variante es la que está presente en esta cuarta ola, sin embargo, la Secretaría de Salud ha señalado que lo más probable es que están coexistiendo Delta y Ómicron, esta última con una mayor velocidad de propagación, pero con afectaciones menos severas.

Pero este es el país en el que no pasa nada, muy a pesar de la alta mortalidad registrada a partir del Covid-19; la entrada está abierta y sin restricciones con los agravantes lógicos y esperados, los contagios se van a desbordar aún más, el desastre es lo que viene.

Ágora

Quienes padezcan de otras enfermedades y requieran atención médica que vayan teniendo paciencia en el México donde hay escasez de medicamentos desde el 2018 y en donde los hospitales nuevamente serán zona Covid.

@monicamarena

Leave A Reply