PAN en el Senado denuncia fraude al erario en contratación de médicos cubanos presuntamente sin título

Share

La bancada del PAN en el Senado denunció un presunto caso de corrupción al que denominó “Cubagate”, al señalar que los gobiernos federal y de la Ciudad de México contrataron médicos cubanos sin título para apoyar en la atención durante la pandemia de covid-19.

El coordinador parlamentario, Julen Rementería, afirmó que “no hay una sola evidencia de que los 585 cubanos que el gobierno federal y el de la Ciudad de México trajeron a nuestro país para que se sumaran a la atención de la contingencia sanitaria ocasionada por el covid-19, cuenten con título profesional”.

El panista veracruzano afirma en su investigación que en este presunto fraude por 255 millones 873 mil 177 millones de pesos, también se encuentra implicado el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

La cantidad, indica en la investigación, fue canalizada por la Secretaría del Bienestar a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México para la contratación de 585 “falsos médicos” cubanos que trataron en México a pacientes con covid-19.

De acuerdo con esto, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) realizó una primera transferencia de135 millones 875 mil 81 pesos con 52 centavos al gobierno de la CDMX para ayudarle en la crisis de la covid. El 24 de abril, tres días después de la transferencia, el gobierno de Claudia Sheinbaum firmó dos convenios bianuales con el gobierno de Cuba para la contratación de médicos, primero por el monto de 135 millones 875 mil 81 pesos y el segundo 103 millones 638 mil 266 pesos.

Según el senador, en los convenios el Ministerio de Salud de Cuba se compromete a que los médicos que serían enviados a México tendrían toda la documentación que los acreditara como profesionales.

En su cuenta de Twitter, Rementería informó que su equipo hizo varias solicitudes de información a diversas instituciones como el IMSS, el ISSSTE, la Secretaría de Salud y la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) para conocer datos de los médicos cubanos.

Esos datos eran salarios, copias de sus títulos profesionales, acreditación de su profesión en México, criterios de compatibilidad; sin embargo, las dependencias consultadas argumentaron que la información no les competía o no la tenían.

Finalmente, el senador pidió que se transparenten los expedientes de los 585 médicos cubanos que trabajaron en la ciudad para combatir la covid-19 y se indemnice a las familias de las víctimas que murieron por la enfermedad y a causa del presunto fraude.

Leave A Reply