Parque Juárez

Share

Visitas presidenciales en las buenas, no en las malas

 

Por Mónica Camarena Crespo

El presidente Andrés Manuel López Obrador quién se ha declarado “choco-jarocho”, de origen tabasqueño con raíces veracruzanas, ha sido un asiduo visitante al estado desde siempre, más ahora como primer mandatario.

Digamos que con cualquier pretexto viene a Veracruz, más que a inaugurar obras (casi no hay) a continuar con su eterna campaña política y a tratar de sostener la casi nula popularidad del gobernador.

Por ello, es extraño que este pasado fin de semana con el fuerte impacto de Grace en tierras veracruzanas, con un saldo trágico de 8 muertos, el presidente solo se haya hecho presente con un mensaje en redes sociales.

Sí, de lejitos se solidarizó con el pueblo veracruzano con un “tuit” que seguramente no leyeron los miles de afectados por el huracán de la muerte, que dejó gran devastación a su paso.

AMLO desde su Palacio y a buen resguardo, envió algunas palabras: “Mi pésame a los familiares de niños y adultos que fallecieron por el huracán en Xalapa y otros lugares de Veracruz. No están solos. Cuentan con Cuitláhuac y todos nosotros”.

Ojalá en la siguiente visita al estado, tanto el presidente como el gobernador, le dediquen el mayor tiempo posible a revisar los trabajos que -dicen- se pusieron en marcha para reparar en lo material los daños que dejó el huracán Grace.

Lo demás, sería una “politiquería” insensible y fuera de lugar.

En los municipios afectados los alcaldes ya no encuentran la manera de restablecer servicios y medio reparar los cuantiosos daños que se registraron. Por ejemplo en Poza Rica, el presidente municipal de extracción morenista, dijo que no se dan abasto, incluso pidió ayuda a los ciudadanos, no al gobierno federal, al que no tocan “ni con el pétalo de una rosa”.

Los daños que dejó Grace son incalculables, ya ni hablar de las vidas humanas; Veracruz requerirá de una inversión extraordinaria que difícilmente con 100 millones de pesos podrá alcanzar.

Aquí es cuando se verá, si AMLO y Cuitláhuac aplican la frase que tanto usan “ Amor, con amor se paga”. Por el momento, queda claro que al presidente, Veracruz solo le mereció un mensaje en Twitter.

Ágora

La visita del presidente López Obrador a Veracruz estaba programada desde hace mucho tiempo, de hecho “le cayo como anillo al dedo” para pronunciamientos y presuntos apoyos por la devastación que dejó Grace en Veracruz; la agenda no se modifico, solo se amplió.

@monicamarena

 

 

 

 

 

 

Leave A Reply