De casi 70 quejas ante Unidad de Género de la UV, solo tres han terminado en recisión de contratos de los responsables, admite rector; dice que la Universidad “requiere estar al margen de intereses externos”

Share

Dos semanas después de las protestas estudiantiles por la violencia tolerada dentro de la Universidad Veracruzana, el rector Martín Aguilar Sánchez manifestó que la casa de estudios “requiere estar al margen de intereses externos y mantenerse fiel al espíritu de unidad”.

A través de un comunicado, Aguilar Sánchez destacó que en los últimos días “en nuestra universidad se han registrado diversas manifestaciones pacificas (sic) de estudiantes que legítimamente hacen peticiones sobre diversos temas y necesidades, para lo cual esta administración rectoral ha integrado comisiones con el fin de atender las expresiones e inquietudes de alumnas y alumnos”.

Admitió que uno de los principales reclamos de la comunidad estudiantil desde el regreso a clases presenciales ha sido que se dé respuesta a los señalamientos sobre violencia de género, para lo cual la administración universitaria ha insistido en “fomentar la presentación de quejas formales dado que, apegadas a la legislación universitaria y las leyes aplicables, son la única vía institucional para resolver los casos. Nuestro compromiso es revisar y mejorar los procedimientos vigentes, siempre respetando el debido proceso”.

En ese sentido, informó que la Coordinación de la Unidad de Género, de septiembre de 2021 a septiembre de 2022, recibió 68 quejas, de las cuales “37 fueron por violencia de género, 17 por acoso sexual”.

Aunque presumió que 69 por ciento han concluido su proceso, apenas ha habido tres quejas (dos por hostigamiento sexual y una por violencia de género) que llevaron a rescisiones de contrato laboral en contra de los responsables –que se intuye sean profesores, porque no es específico-, mientras que 21 quejas se encuentran en “investigación y análisis”.

“Los derechos humanos son un eje central en mi Programa de Trabajo y sé que otras peticiones aún esperan respuesta, desde las académicas hasta las de infraestructura, por ello, les quiero reiterar que se está trabajando en atenderlas, porque es parte de mi función encomendada y es el compromiso que hice desde el primer día de mi rectorado, y para poder avanzar en esta meta, les invito a continuar construyendo colectivamente una universidad que esté a la altura de los tiempos y de las aspiraciones que tenemos todas y todos.

“La Universidad Veracruzana requiere estar al margen de intereses externos y mantenerse fiel al espíritu de unidad, cuyo impulso debe provenir de la fuerza que nos invita a actuar juntas y juntos por el respeto a los derechos humanos, pero sobre todo, a garantizar la autonomía universitaria para ejercer con libertad la educación superior”, enfatizó, sin explicar a qué “intereses externos” se refería.

Leave A Reply