Parque Juárez

Share

El desastre sanitario que viene

Por Mónica Camarena Crespo

Con tal de frenar la inflación histórica que se registra en el país y que pega directamente a los planes electorales (lo que importa mucho, pero mucho) el presidente Andrés Manuel López Obrador otorgó una licencia única a empresarios para eximir de trámites o permisos sanitarios que impidan o encarezcan la importación de alimentos.

Al quitar los controles sanitarios sin medir consecuencias, AMLO hasta se dio el lujo de nombrar a los empresarios, como si estos fueran expertos, de ser los responsables de la calidad de los productos que entren al país.

Esto sucedió tres días después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitiera alertas por un brote de cólera en el mundo.

Una de las endebles acciones contra la inflación que anunció el presidente el lunes pasado, podrían ocasionar un desastre sanitario en México; la instrucción al estilo de los “decretazos de cuarta” permitirá a algunas empresas poder ingresar, producir y distribuir alimentos como huevo, pollo, carne de res y cerdo, pescado y tortilla sin pasar por ningún control sanitario. La medida entrará en vigor una vez que se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Aunque no aplica a todas las empresas, solo a las “solidarias” que salieron en la fotografía, se trata de grandes consorcios comerciales que abarcan productos de delicado manejo sanitario.

Algunos ejemplos son: Tuny, Grupo Pinsa-Dolores, Grupo Gruma-Maseca, Minsa, Bachoco, San Juan, Sukarne, Grupo Gusi, Opormex, Sigma Alimentos, Socorro, Verde Valle y las distribuidoras Walmart, Chedraui y Soriana.

Estás empresas comercializan carne,huevo, harina, atún y cientos de productos de la canasta básica.

El libre manejo sanitario para dichas empresas podría ocasionar el desorden en la libre competencia, adquirir productos de baja calidad con tal de comercializar a bajo costo y cumplirle a AMLO. Todo apunta a un desastre sanitario que ojalá que no suceda, pero que en tiempos de la “cuarta” ya sabemos que la irresponsabilidad y la improvisación ha costado miles de vidas que se hubiesen podido evitar.

Ágora

En el Veracruz donde “no pasa nada” de acuerdo a los funcionarios de “cuarta” de Cuitláhuac García, resulta que la titular de Protección Civil estatal, Guadalupe Osorno, se atrevió a declarar que siguen “evaluando” los daños por lluvias que dejaron a miles de veracruzanos sin hogar y sin sus pertenencias. La funcionaria que cuando todos estaban bajo el agua, ella gozaba de las fiestas patrias en Xalapa a lado de su jefe, asegura que después de la “evaluación” esa que no acaban, las dependencias estatales y federales se van a desplazar a los territorios para comprobar los daños. Mientras, haganle como quieran. Con esos funcionarios para que quieren enemigos los ciudadanos afectados.

@monicamarena

Leave A Reply