Más sobre las valiosas remesas, presumidas por demasiados gobiernos incapaces

Share

Por Rafael Arias Hernández

Héroes que no se rinden, ni se dan por vencidos. Ejemplos de solidaridad y amor familiar. Demostraciones y pruebas de responsabilidad personal y social, se hacen presentes en las crecientes remesas que envían y sostienen a sus gentes.

En la actualidad, es evidente el gran esfuerzo y los sacrificios que hacen, tanto quienes se tienen que ir, como los que se ven obligados a quedarse, atrapados en bajos o simbólicos salarios. Unos y otros, limitados y sacrificados, saben de muchos que parten al no encontrar oportunidades, que deciden trasladarse más allá de las fronteras nacionales, para lograr ocupación e ingresos, esencialmente para asegurar su supervivencia y la de su familia.

Ante algo tan conocido y reconocido, como es el aguante y esfuerzo de los trabajadores, hace imposible ignorar, negar o minimizar otro aspecto sobresaliente.

Esto es, también debe señalarse, el simple hecho de la incapacidad gubernamental y sus nulas o insuficientes políticas y programas; sobre todo, en lo relacionado con la urgente necesidad de contener y combatir los múltiples efectos de empobrecimiento, marginación y exclusión que ocasionan tanto la crisis económica y la inflación, como las limitaciones institucionales.

Se sabe, prueba y comprueba, todos los días que, excepciones aparte, los gobiernos no crean las suficientes oportunidades ni las alternativas de ocupación; está claro que tampoco apoyan ni orientan y alientan, a los obligados a sacrificarse y tener que partir.

En su lugar, debe insistirse y señalarse que, con frecuencia, presumen de las remesas y repiten discursos políticos, destacando la importancia de lo que envían los mexicanos que emigran, sin señalar que tienen que irse y dejar su hogar, para sobrevivir, porque en su país simplemente no hay opciones disponibles. Solo emigrando, para buscar y encontrar un trabajo y obtener un ingreso, pueden hacer que sus familias reciban las remesas que son la base de la subsistencia de millones y millones de parientes.

Esto obliga, a tener que reconocer y señalar, que simplemente, una de las fuentes de ingresos nacionales, es la exportación de millones de pobres, que buscan y encuentran trabajo, que mandan recursos y generan remesas. Innegable esfuerzo, que ha llevado al país, desde fines del 2020, a ocupar el segundo lugar mundial en la recepción de remesas, solo superado por la India.

Para 2019, en cifras aproximadas, según el Banco Mundial, en miles de millones de dólares, sobresalen: India 83, China 68, México 38, Filipinas35, y Egipto 27. Algunos estiman que para el 2021, India llega a 89, México 54, China 53, Filipinas 37 y Egipto 32.

Justo y conveniente. Repetir e insistir. Nunca olvidar que los del heroico y ejemplar esfuerzo, fueron y han sido excluidos y sacrificados, porque su país, su sistema económico y concretamente sus gobiernos, excepciones aparte, prueban y comprueban su incapacidad de generar, propiciar o alentar, las suficientes políticas y acciones, que permitan brindarles oportunidades y trabajo.

¿Qué hacen muchos incapaces gobernantes, además de presumir y manipular como autopromoción, la indiscutible y valiosa aportación de los emigrantes con sus apoyos?

Y ahí están las remesas de migrantes mexicanos, con más de 51,594 millones de dólares en 2021. Cifra que, en términos generales, las coloca como segunda fuente de divisas, después de la exportación de autos (139,842 millones). Y más importante, también en millones de dólares, remesas superiores a exportaciones agroalimentarias (44,442); inversión extranjera directa (31,621); exportaciones petroleras (28,926); y turismo (19,796)

Así, es posible asegurar que las remesas crecen y son ya, importantes fuentes de divisas junto con exportaciones de autos, remesas, exportaciones agroalimentarias, inversión extranjera directa, exportaciones petroleras y turismo.

Además, se debe destacar que, si algo es claro y evidente, es que el programa de ayuda a los pobres no es oficial, no es del gobierno, es de los pobres que se van y ayudan a sus pobres que se quedan.

Se estima que en EU residen unos 38 millones de mexicanos; y que, en México, más de 4.9 millones de hogares, unos 11.1 millones de adultos reciben remesas.

Y para darnos una idea del impacto de las remesas, según el Banco de México para 2021, también en millones de dólares, de todas las entidades federativas que reciben, destacan diez: Jalisco (5,235), Michoacán (4,984), Guanajuato (4,305), Estado de México (3,145), Distrito Federal (2,943), Guerrero (2,621), Oaxaca (2,405), Puebla (2,138), Veracruz (2,034), y Chiapas (1,893).

Estos diez estados, para el mismo año de 2021, suman 31,703 millones, que representan el 61.4% del total 51,585.

Los pobres ayudan a sus pobres

Siempre oportuno, hay que comentar que, con frecuencia se dice y repite, que la pobreza genera más pobreza, que los pobres son una carga para el erario, que los presupuestos del gobierno solo dan prioridad al gasto social y al combate a la pobreza, que los pobres no tienen iniciativa, ni creatividad, etc.

Nada más falso.

No está por demás recordar e insistir, que ningún programa gubernamental federal, estatal o municipal; es más, ni todos juntos, igualan la suma, el monto de lo que los pobres mandan a sus pobres para apoyarlos.

Y para darnos una idea de la cantidad de pobres que Veracruz produce, hay que recordar que el estado ocupa un noveno lugar, de los diez primeros en remesas familiares recibidas.

Eso sin hablar de sus aportaciones por salarios e ingresos no pagados. Por lo que se obtiene en maquiladoras y en la economía informal, a donde también acuden en busca de oportunidades.

Más que de hechos, muchas de las políticas económicas y sociales son en gran parte simulaciones; discursos que se nutren de mitos, de verdades a medias y de alguno que otro disparate, que se vuelve concepto ampliamente usado y conocido.

Muchos de nuestros políticos ya deberían haber aprendido que la mejor, más importante y productiva inversión es en las personas. Desafortunadamente, a ellos también hay que rescatarlos de su pobreza política.

En la economía, actualización y efectividad pertinentes; imprescindibles más y mejores políticas y acciones de todos los gobiernos.

-Academico.IIESESUV

@RafaelAriasH

Facebook: VeracruzHoydeRafaelAriasH

Leave A Reply