Imponen en Centro de Estudios de Género del Congreso local a militante y propagandista de Morena

Share

Sin mediar más procedimiento que una decisión unilateral del presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXVI Legislatura de Veracruz, fue impuesta como encargada del despacho del Centro de Estudios para la Igualdad de Género y Derechos Humanos del Congreso local una militante de Morena que además forma parte del organismo encargado del adoctrinamiento ideológico de ese partido.

Arhely Cuesta Briones, oriunda del sur del estado, es integrante de la sección Veracruz del Instituto de Formación Política de Morena, órgano encargado de la “capacitación” ideológica de sus militantes. Participó en la jornada que impartió a principios de octubre el presidente de ese organismo partidista, Rafael Barajas, “El Fisgón”, utilizando para ello las instalaciones del Congreso del Estado como si fueran la sede estatal de Morena.

Sobre feminismo, lo único que aparece en sus redes sociales son algunos “posts” con consignas en fechas conmemorativas. No se le conoce trayectoria en esa materia y, por obviedad, no registra crítica alguna a los ataques del presidente Andrés Manuel López Obrador contra el movimiento feminista, que según él fue “creado” cuando la “4t” llegó al poder.

El nombramiento, que se argumentó fue “por acuerdo de la Junta de Coordinación Política”, en realidad fue una decisión unilateral de Gómez Cazarín, que usó la figura del voto ponderado para ignorar a los demás integrantes de la Junta de Coordinación Política, la coordinadora de la bancada del PRI Anilú Ingram y el líder de la del PAN, Othón Hernández Candanedo.

Tiempos aciagos para el libre pensamiento: Mónica Mendoza

En un mensaje publicado en sus redes, la doctora Mónica Mendoza Madrigal agradeció el apoyo recibido a su labor al frente del Centro desde 2019, del cual fungió también como encargada debido a que “pese al compromiso de hacerlo, nunca fui ratificada como Directora de esta instancia por quienes tenían la facultad de hacerlo”.

Sentenció que “son tiempos aciagos para el libre pensamiento, para el ejercicio de posturas críticas y para hacer valer el derecho a disentir. Pero son estos los tiempos perfectos para demostrar estatura, madurez y dignidad. Eso es lo que me permite hoy cerrar este ciclo, con la cara en alto”.

“Soy una profesional que durante mucho tiempo he laborado en el servicio público, en el quehacer político, en el ámbito académico y en el activismo. Eso es lo que seguiré ejerciendo, con plena convicción”, aseveró.

Leave A Reply