Se ahonda fractura en el PAN: yunistas acusan traición de Julen y el “Chapo” por detención de Tito Delfín, pero les beneficia

Share

Aun cuando el senador Julen Rementería y panistas afines a su proyecto político -entre ellos el aspirante a reelección en la dirigencia estatal, Joaquín Guzmán Avilés- se pronunciaron en contra de la detención de Tito Delfín a manos de la Fiscalía General del Estado, la facción yunista del PAN los acusó de “traición” y ahondó las fracturas internas.

Indira Rosales San Román, senadora con licencia y compañera de fórmula de Tito Delfín como candidata a la Secretaría General del Comité Directivo Estatal del PAN, señaló que el gobierno estatal no persigue delincuentes, sino a sus opositores y que éste es “uno más de los actos de persecución política ejecutados por Cuitláhuac García y la Fiscalía a su servicio”.

Sostuvo que el gobierno quiere evitar que el PAN sea encabezado por un opositor y en su lugar “mantener a un pelele que siga a su servicio”, pero que los verdaderos panistas no venderán su conciencia. “Lamentablemente no se puede decir lo mismo de Joaquín Guzmán, ni de Julen Rementería, que siempre llevarán consigo la vergüenza de su traición”, sentenció la ex secretaria de Desarrollo Social del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

En el mismo sentido se expresaron desde el sábado los hijos del ex gobernador: el ex alcalde de Boca del Río y ex candidato a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Márquez, y el presidente municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez.

De ganar Tito Delfín la elección interna que se celebrará el próximo 19 de diciembre y seguir en la cárcel, quien asumiría la dirigencia estatal panista sería Indira Rosales, quien a pesar de las fuertes críticas dentro y fuera de su partido, pidió licencia a su escaño en el Senado dejándoselo a su suplente, Fabiola Vázquez, que de inmediato se pasó a la bancada de Morena.

Leave A Reply