INBA debe aclarar el destino de 88 millones 929 mil pesos: ASF

Share

Las conocidas carencias y falta de organización laboral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) fueron el foco rojo de la revisión que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) realizó a la Cuenta Pública 2020 de la dependencia.

Dada a conocer este jueves, la auditoría de cumplimiento de la gestión financiera encontró un monto por aclarar de 88 millones 929 mil pesos que se presumen como un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal.

Este monto está mayormente contenido en los 71 millones de pesos distribuidos en 8 partidas presupuestales, todas relativas a sueldos y prestaciones, en las que el INBA supera lo ejercido a lo reportado en las nóminas para sustentar este gasto.

De acuerdo con la ASF, la dependencia cultural operó en 2020 con 30 niveles de puestos que rebasaron el número de plazas autorizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Asimismo, señaló que el año pasado contó con 206 puestos de trabajo que tampoco coincidieron con lo autorizado por Hacienda.

“Cabe señalar que el motivo principal de dichas diferencias se debe a que en la plantilla funcional se consignan códigos de puesto que no se corresponden con los establecidos en los tabuladores de sueldos y salarios autorizados para el personal en activo”, apunta el órgano fiscalizador.

Entre las partidas en las que se detectaron estos problemas se encuentran “Sueldos base”, “Primas vacacionales y dominical”, “Aguinaldo o gratificación de fin de año” y “Remuneraciones por horas extraordinarias”.

En el caso de la partida “Honorarios”, la ASF detectó que el INBA no registró los contratos de este rubro en el Sistema de Registro de Honorarios de la Secretaría de la Función Pública, por lo que promueve sanciones contra los funcionarios que omitieron dicho registro.

Para atender estas observaciones, el INBA presentó evidencia de que actualmente realiza gestiones con Hacienda y la Secretaría de Cultura para actualizar su estructura laboral, pero todavía sin resultados.

También en el tema laboral, la Auditoría había encontrado un posible daño por 3 millones 676 mil pesos por la falta de comprobación en erogaciones correspondientes a las aportaciones al ISSSTE, al seguro de cesantía y el ahorro solidario de diversos trabajadores, pero, según se informa, el INBA ya aclaró la mayor parte de ello.

No obstante, persiste un posible daño por 2 millones 102 mil pesos por el pago de tres prestaciones otorgadas fuera de nómina a personal que no está integrado para recibirlas.

 

 

Leave A Reply