Casi 100 mil personas están desaparecidas en México, en parte por culpa del Estado: NYT

Share

En México, casi 100 mil personas están en calidad de desaparecidas o no localizadas, según cifras de la Comisión Nacional de Búsqueda, que lleva el registro desde 1964, y de acuerdo con los últimos datos, entre septiembre de 2020 y el final de julio, se han denunciado otros 6 mil 453 casos similares.

Así lo constató The New York Times, en el reportaje ‘Desaparecidos’, para el cual expertos afirmaron que la crisis de desaparecidos no solo habla de una prevalencia del crimen organizado, sino también de la tendencia de las fuerzas de seguridad del Estado a participar en la violencia.

Según el fiscal general del estado de Chihuahua, César Peniche Espejel, mientras las autoridades no sean capaces de acabar con los grupos del crimen organizado, la optimización de tecnología forense y de los equipos de búsqueda “seguirán siendo una gota en una marea sangrienta, que añade miles a la lista cada año”.

Karla Quintana Osuna, Comisionada Nacional de Búsqueda, aseguró para NYT que cuando llegó al órgano administrativo en 2019, había 40 mil personas reportadas oficialmente como desaparecidas; sin embargo, al recopilar registros de las fiscalías estatales de todo el país, pudo constatar que en realidad, el total era mayor.

Actualmente, el registro es más del doble, y pese a que aún hay Fiscalías que no reportan completamente sus cifras, las estadísticas son más precisas que en administraciones anteriores, afirmó Quintana Osuna.

No obstante, localizar a los desaparecidos sigue siendo “un reto abismal”, aclaró la comisionada al periódico estadounidense, ya que en un contexto donde se resuelve una fracción mínima de los crímenes, “mientras no haya justicia, se está mandando un mensaje claro de que esto  puede seguir sucediendo”.

 En un país que está azotado por la guerra contra el narcotráfico, que a su vez resulta un índice elevado de homicidios – superando hasta los 30 mil al año –, la desaparición sigue siendo uno de los golpes más crueles, al dejar familias sin respuestas, indicios o un cuerpo al cual llorar.

“La desaparición es quizá la forma más extrema de sufrimiento para los familiares de las víctimas”, dijo a NYT Angélica Durán-Martínez, profesora de ciencias políticas de la Universidad de Massachusetts y experta en violencia en América Latina.

En todo México, madres, padres y familiares de los ausentes buscan y deambulan en terrenos baldíos, con la esperanza de encontrar un rastro que apunte a la localización de su ser querido. Mientras tanto, solo les queda preguntarse qué les pasó.

 

Leave A Reply