Remembranzas

Share

García Lorca, la más injusta de las muertes

 

Por Leticia Perlasca Núñez

Un 18 de agosto de 1936 fue fusilado a los 38 años en Granada, España, Federico García Lorca. Fue uno de los poetas más insignes de nuestra época, nació en Fuente Vaqueros, un pueblo andaluz de la vega granadina, el 5 de junio de 1898.

En sus poemas y en sus dramas se revela como agudo observador del habla, de la música y de las costumbres de la sociedad rural española. Una de las peculiaridades de su obra es cómo ese ambiente, descrito con exactitud, llega a convertirse en un espacio imaginario donde se da expresión a todas las inquietudes más profundas del corazón humano: el deseo, el amor y la muerte, el misterio de la identidad y el milagro de la creación artística.

Los viajes por diferentes regiones de España con sus compañeros de estudios despertaron en Lorca la vocación de escritor, y de ellos surgió su primer libro en prosa titulado Impresiones y Paisajes, publicado en 1918.

En 1921, Lorca publicó Libro de poemas y estrenó su primera obra teatral, El maleficio de la mariposa. En mayo de ese año, regresó a Granada donde conoció al famoso compositor Manuel de Falla, con quien emprendió varios proyectos en torno a la música y el cante jondo.

Su gran amistad con el pintor Salvador Dalí le llevó a Cadaqués en 1925 y en 1927. Estas estancias marcarían profundamente la vida de ambos, como se aprecia en la obra Oda a Salvador Dalí, publicada por Lorca en 1926. Dalí consiguió incluso que Lorca se iniciara en la pintura y presentase su primera exposición en la Sala Dalmau de Barcelona en 1927.

Se le tachó de costumbrista y defensor de los gitanos, recibiendo duras críticas incluso por parte de sus amigos Buñuel y Dalí. A este hecho se añadió su ruptura con Emilio Aladrén, un escultor con el que Lorca había mantenido una intensa relación afectiva.

La popularidad de García Lorca y sus numerosas declaraciones contra las injusticias sociales le convirtieron en un personaje incómodo para la derecha.

Desde antes de la llegada de Franco al poder, Federico García Lorca ya era señalado por la derecha conservadora de España, que lo señalaba de homosexual y de ser cercano al marxismo.

La dictadura ordenó que García Lorca fuera “pasado por las armas” y así aconteció una de las muertes más injustas y discriminatorias de la historia reciente.

 

@PerlascaLety

FB Leticia Perlasca

Leave A Reply