Parque Juárez

Share

Gobernadores electos de MORENA, los nuevos empleados de AMLO

Por Mónica Camarena Crespo

No hay que ser un “genio” para pronosticar lo que sucederá con los nuevos gobernadores electos que abanderó MORENA y la relación de estos con el presidente Andrés Manuel López Obrador, proclive permanente al control total y absoluto.

Son 11 nuevos gobernadores, que junto con los que ya venían (más que gobernando) acompañando al presidente desde el 2018, representarán a más de 58 millones de mexicanos, una suma bastante atractiva para AMLO, quién buscará fortalecer su imagen y allanar el camino para la consulta para la revocación de mandato en el 2022.

SIN AUTONOMÍA PRESUPUESTAL

Lo que viene para los 11 estados donde gobernará MORENA es la más obvia falta de autonomía presupuestal, tal como sucede en las entidades donde gobierna el partido en el poder desde el 2018 (Veracruz, Chiapas, Puebla, Tabasco, Morelos y en menor medida la Ciudad de México).

VERACRUZ, EL PEOR EJEMPLO

Cabe recordar que en febrero del 2020, partidos de oposición en Veracruz, denunciaron la devolución de 3 mil millones de pesos por parte del gobierno del estado a la federación por no haberlos utilizado durante el 2019.

Y es que la Ley de Coordinación Fiscal señala que el dinero que no se gaste, deberá ser devuelto el siguiente año. En este sentido, parecería que esos 3 mil millones no se rozaron “ni con el pétalo de una rosa” para que regresaran “sanos y salvos” a las arcas federales.

DINERO DE ESTADOS A TÓMBOLA DE APOYOS FEDERALES

Para el gobierno federal desde el 2018, la prioridad en materia presupuestal son los apoyos sociales, dinero que se regala y que mantiene en nómina a buena parte del país.

De ahí que no haya dinero que alcance. Como lo advirtió el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo  Social (CONEVAL) en febrero de este año “La política social del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador está concentrada en programas con transferencias directas de dinero, pero no significan una atención integral para evitar carencias en la atención médica, seguridad en el ingreso y desarrollo humano”.

Sin lugar a duda, ahora serán 17 los estados que tendrán que rendir buenas cuentas -no a los ciudadanos que representan- sino al presidente López Obrador, quien como todos saben, no acepta un NO como respuesta, de los que serán más que gobernadores, un número mayor de empleados en los estados.

@monicamarena

 

Leave A Reply