Quebradero

Share

Carreteras del miedo

Por Javier Solórzano Zinser

“María” y su familia han acudido a todas las instancias de Nuevo León y Tamaulipas para tratar de localizar a su hermano José de Jesús, por ahora todo ha sido infructuoso.

El joven vivía en Texas en la zona fronteriza con México, trabajaba en una tienda de Amazon. A inicios de año fue a visitar a su familia de Monterrey y aprovechando el viaje hizo una cita para hacerse un tatuaje. José cruzó la frontera entrando por Nuevo Laredo para tomar la carretera federal y dirigirse a la capital de Nuevo León, éste fue el último momento en que tuvieron comunicación con él.

“Le hablamos en innumerables ocasiones y el teléfono estaba muerto, le hablamos al tatuador y nos dijo que no había llegado a la cita. No hemos sabido absolutamente nada de él desde el 3 de enero”, nos dice “María” quien asegura que la comunicación de José con ella y su familia “era de todos los días”.

Irma Hidalgo, fundadora de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, nos comenta que éste no es el único caso, “tenemos reportes de que al menos hay 49 personas desaparecidas, 30 en lo que va del año en la carretera que conecta a Monterrey con Nuevo Laredo”. (Familias afectadas hablan de más de 100 casos).

La fiscalía de personas desaparecidas de Nuevo León reportó que del 2020 a la fecha se han localizado a 18 personas y se han abierto 37 carpetas de investigación. La Fiscalía de Tamaulipas informa que se han iniciado 28 carpetas de investigación y se han localizado a 16 personas.

Como es de imaginar nadie quiere hablar; sin embargo, familiares de las víctimas han acudido a todas las oficinas posibles para que les den razón de sus parientes. Nos dice “María” que “es una tarea frustrante, en nuestro caso hasta ahora no ha habido ningún avance, las autoridades nos dan largas y nos han empezado a evadir”.

Hace pocos días se supo a través de un video que se hizo viral el caso de una familia que en la misma carretera a plena luz del día fue despojada de su vehículo bajándola violentamente en el carril de alta velocidad.

El gobierno de NL ha respondido de manera poco solidaria. Le ha pedido a la ciudadanía que “si no tiene por qué circular por esa carretera, mejor no lo haga”.

La madrugada del jueves se presentó un asalto que viene a romper la idea de que estamos ante pequeñas bandas, fue en la carretera Arco Norte con dirección a Apan, Hidalgo.

“Juan” fue una de las víctimas de los hechos. Nos narra que “los delincuentes colocaron grandes piedras sobre la autopista. Los vehículos tuvieron que frenar drásticamente quedando entre dos fuegos, creo que eran entre 30 y 40 autos. Fuimos rodeados por al menos 20 sujetos quienes llevaban armas largas. Abrieron las cajas de los tráileres mientras que a otros vehículos les rompieron los vidrios, les tomaron fotos y apuntaron las placas de los autos”.

“Juan” tiene un negocio privado de transporte de ganado, llevaba en el tráiler cerca de 400 ovejas y traía 100 mil pesos, propio de las operaciones de su actividad, “menos mal que en medio de la noche no se dieron cuenta de lo que traíamos en las cajas de atrás, en una de ésas se llevan hasta las ovejas”.

Rafael Ortiz Pacheco, presidente nacional de la Alianza Mexicana de la Organización de Transportistas (Amotac), nos dice: “las autoridades han hecho caso omiso a nuestras demandas de seguridad, si no recibimos respuesta y no hay mayor seguridad en las carreteras, donde al menos 60 compañeros han sido asesinados, tomaremos drásticas medidas cerrando muchas de las carreteras federales, al temor e impotencia se ha sumado nuestro hartazgo”.

No generalizamos, pero en muchas carreteras del país se juegan la vida los automovilistas y los transportistas.

RESQUICIOS

A finales de los 70 la Revolución Sandinista en Nicaragua se convirtió en la esperanza del país y la región. Entre quienes encabezaron un movimiento estaba Daniel Ortega, quien hoy está convertido en un vulgar represor en vías de ser un dictador.

Leave A Reply