Remembranzas

Share

Los niños de Morelia

 

La Guerra Civil Española, produjo desplazamientos masivos de la población civil, los niños fueron los más perjudicados. Había que alejar a los menores del conflicto bélico para evitar las secuelas físicas y psicológicas. 

De esta manera es que llegan a México un 7 de junio de 1937, 456 niños. Procedían de todas partes de una España, golpeada por la Guerra Civil (1936-1939). 

Los niños, concentrados en Barcelona, fueron trasladados a Burdeos y de allí embarcaron en el vapor Mexique, rumbo a América. Después de 14 días y una breve escala en La Habana, el barco arribó a Veracruz el 7 de junio de 1937. Desde allí fueron trasladados a la Ciudad de México, donde fueron objeto de una bienvenida apoteósica, colmados de atenciones y de regalos.

Los niños fueron instalados en la ciudad de Morelia, capital del Estado de Michoacán, donde obtuvieron alojamiento y educación en la Escuela Industrial España-México, fundada con este objetivo. 

Por esa razón, los niños fueron conocidos como los “Niños de Morelia”. Se atribuye la decisión de acoger en Morelia a los pequeños al gobierno del General Lazaro Cardenas del Río.

Tras el fin de la guerra española la mayoría se quedaron a vivir en México, y no volvieron a ver a sus familias, con el consiguiente trauma que esto ocasiona para un grupo de niños alejados de sus hogares. 

La llegada de los niños españoles, en junio de 1937, constituye el precedente de la masiva llegada de los casi 20.000 exiliados españoles que encontrarían en México una nueva patria después de la derrota republicana en 1939.

Tras la derrota del bando republicano en la Guerra Civil española y el estallido de la II Guerra Mundial, muchos de los menores convirtieron México en su patria. Pese a la carencia de muchas cosas, los “Niños de Morelia” siempre han agradecido al General Lázaro Cárdenas y a su esposa, Doña Amalia Solórzano por salvarles del conflicto español.

@PerlascaLety

FB Leticia Perlasca

Leave A Reply