El otro Maurer…

Share

Por Ruby Soriano

No creo en el destino, creo en los encuentros cuya misión casi siempre llevan a conocer seres maravillosos.

Y de pronto un día el futbol se atravesó en mi destino para abrirme la puerta a un universo tremendamente fascinante.

Gracias a Don Emilio Maurer Espinosa por poner en mis manos la Dirección Editorial de un gran proyecto que se hizo una mágica realidad a través de sus letras y su narrativa.

Una vez más, Don Emilio revolucionó la inclusión al poner en manos de una mujer un proyecto, en un mundo donde hacen falta muchas mujeres, como es el balompié nacional.

La Comunicación Política y el periodismo son para mí, lo que el futbol para Emilio Maurer.

“Maurer y sus verdades” implicó vivir una aventura literaria para adentrarme a ese mundo del balompié cuyas similitudes son muchas con la política.

La revolución de Maurer no sólo fue encarar al finado “Tigre Azcárraga”, llevó al futbol nacional a realizar una transformación de fondo para que los equipos dejaran de ser esquiroles y cobraran lo justo por sus derechos de transmisión.

Don Emilio se enfrentó en una batalla desigual a un Titán como Televisa, lo que le costó pisar la cárcel e incluso que se atentara contra su vida. En estas memorias narra a detalle esas vivencias que ya son parte del futbol nacional.

No sólo fue un impulsor para que el Puebla F.C lograra campeonatos, también abrió las puertas al futbol mexicano para competir en torneos internacionales como la Copa América y la Libertadores. Se atrevió a pensar en grande y trajo a César Luis Menotti como entrenador de la Selección Nacional.

Maurer para los amigos y Maurer para los enemigos, él y su peculiar forma de seguir diciendo las verdades a quienes hoy mantienen secuestrado al futbol en México.

Hace dos años nos conocimos. Tuve mis dudas para trabajar con él, pues siempre me impuso su personalidad polémica e intensa.

Como consultora política acostumbro lidiar con esos viejos lobos de mar en un campo donde se libran batallas electorales y gubernamentales, sin embargo, pocas veces he disfrutado tanto una asesoría política como con Maurer.

El primer encuentro me dijo mucho. Hallé no sólo al personaje futbolísticamente respetado, también encontré al personaje que en silencio escuchó, me analizó y respetuoso abrió la escotilla para subirme a su barco. Ahí empezó la aventura.

Descubrí al Maurer estratega no sólo del futbol, sino también de la política, donde se dio el lujo de hacer, deshacer y decir lo que mejor le vino en gana.

Su war room fue de campeonato por las circunstancias y las piedras que se nos fueron presentando en el camino.

Pocas veces en mis andares periodísticos y políticos hallé la química perfecta que da la coincidencia, el respeto y como regalo máximo, la amistad.

Supe que los hombres de palabra son como él, así a secas.

Le admiro esa jovialidad que se contagia, su coraje para defender sus principios y la congruencia para vivir “a toda madre”, como él dice.

Para mí no hay finales, hay reinicios.

Esta semana se presenta en Puebla: “Maurer y sus verdades” (Memorias de un poblano de corazón). Celebro ser parte de esta aventura que sin duda me ha llevado a conocer a fondo la grandeza, nobleza y el poder de un deporte como el futbol mexicano.

Gracias totales a Emilio Maurer

@rubysoriano     @alquimiapoder

www.alquimiapoder.com

losalquimistasdelpoder@gmail.com

Leave A Reply