Desestima juez estadounidense demanda de 10 mil mdd de México contra fabricantes de armas

Share

Un juez estadounidense desestimó la demanda de 10 mil millones de dólares con la que México buscaba responsabilizar a los fabricantes de armas estadounidenses por facilitar el tráfico armas a los cárteles de la droga a través de la frontera entre Estados Unidos y México.

La decisión del juez principal F. Dennis Saylor en la corte federal de Boston representa una victoria para Smith & Wesson Brands Inc0, Sturm, Ruger & Co y otras armerías acusadas de socavar las estrictas leyes de armas de México al diseñar, comercializar y vender armas de asalto de estilo militar que los cárteles podrían usar.

El gobierno de México dijo que apelaría la decisión. “Esta demanda del gobierno mexicano ha recibido reconocimiento mundial y ha sido considerada un punto de inflexión en la discusión sobre la responsabilidad de la industria de armas por la experiencia de violencia en México y la región”, dijo la Cancillería en un comunicado.

El juez Saylor dijo que la ley federal prohíbe “inequívocamente” las demandas que buscan responsabilizar a los fabricantes de armas cuando las personas usan armas para su propósito previsto. Dijo que la ley contenía varias excepciones limitadas, pero ninguna se aplicaba.

“Si bien la Corte tiene una simpatía considerable por el pueblo de México y ninguna por aquellos que trafican armas a organizaciones criminales mexicanas, tiene el deber de seguir la ley”, subrayó Saylor en una resolución de 44 páginas.

Lawrence Keane, asesor general del grupo comercial de la industria de armas de fuego National Shooting Sports Foundation, dio la bienvenida al despido de la “demanda sin fundamento”.

“El crimen que está devastando al pueblo de México no es culpa de los miembros de la industria de armas de fuego, que bajo la ley de los Estados Unidos solo pueden vender sus productos legales a los estadounidenses que ejercen sus derechos de la Segunda Enmienda después de pasar una verificación de antecedentes”, dijo.

En la denuncia presentada en agosto de 2021, el gobierno de México estimó que el 2.2 por ciento de las casi 40 millones de armas fabricadas anualmente en los Estados Unidos se introducen de contrabando en México.

México dijo que el contrabando ha sido un factor clave en su tercer lugar a nivel mundial en el número de muertes relacionadas con armas de fuego. También afirmó sufrir muchos otros daños, incluida la disminución de la inversión y la actividad económica y la necesidad de gastar más en la aplicación de la ley y la seguridad pública.

Pero el juez dijo que México no podía superar una disposición en una ley estadounidense, la Ley de Protección del Comercio Legal de Armas, que protege a los fabricantes de armas de demandas por “el daño causado únicamente por el uso indebido, criminal o ilegal de productos de armas de fuego … por otros cuando el producto funcionó según lo diseñado y previsto”.

Leave A Reply