Parque Juárez

Share

Indolentes con damnificados en Veracruz

 

 

Por Mónica Camarena Crespo

 

Mientras miles de familias se veían afectadas por las fuertes lluvias producto de una vaguada que impactó en el estado de Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García y su “gabinetote” prefirieron continuar con los festejos patrios para el lucimiento personal, muy a pesar del mal tiempo que por lógica provocó actos fríos y deslucidos el 15 y 16 de septiembre en el centro de la capital del estado.

Desde Xalapa, bien “arregladitos” para el grito y el desfile del 16 de septiembre estuvieron listos el gobernador y sus funcionarios, entre la que destacó la titular de Protección Civil en el estado, Guadalupe Osorno, quién prefirió resguardarse de las lluvias a lado de su jefe y no acudir a las zonas en donde miles de veracruzanos perdían todo y se quedaban sin techo seguro por las inundaciones.

Pero fueron varios (incluido el gobernador) que se hubiesen tomado la molestia de supervisar personalmente las acciones para ayudar a los miles que estaban en grave riesgo.

Pero no, desde Xalapa prefirieron dar escuetas y torpes declaraciones a la prensa, para hacer como que estaban pendientes y atentos. Así se escuchó por ejemplo al titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Agropecuario, Rural y Pesca, Evaristo Ovando Ramírez, quién en un análisis seguramente muy complicado, confirmó que se habían reportado afectaciones en cultivos de maíz (un genio) por lo que se iba a levantar un censo por parte del personal técnico de la dependencia (aplausos).

Otro funcionario altamente sensible, es el titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas en Veracruz, Elio Hernández, quién al ser cuestionado acerca de la reparación de daños en la red carretera en la entidad a causa de las lluvias, no se anduvo por las ramas y soltó un “Ahorita no tenemos recursos” con esos servidores públicos para qué queremos enemigos.

ALCALDES ABANDONADOS A SU SUERTE

En estas inundaciones en donde miles siguen en albergues temporales, muchos más lo perdieron todo, solo los presidentes municipales (no todos) entraron al quite; secreto a voces que los dejaron solos desde Palacio de Gobierno en Xalapa, pues tenían una agenda mucho más importante, las fiestas patrias. El mensaje fue “arreglense como puedan”.

Lo bueno de todo esto, es que miles de veracruzanos tendrán presente para las próximas elecciones el olvido del gobierno para ayudarlos, apoyarlos e impulsar algún estímulo sobre todo a cientos de productores que lo perdieron todo. Indolentes son sin duda.

@monicamarena

Leave A Reply