Parque Juárez

Share

Más pobres, con más hambre

 

Por Mónica Camarena Crespo

 

A la par de la “pobreza franciscana” proclamada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la inflación en México se dispara en más del 8 por ciento, la más alta en casi 22 años, las consecuencias serán devastadoras, sobre todo para los más pobres.

Y es que la alimentación básica del mexicano se va literalmente a la pobreza extrema; adiós calidad y ya ni hablar de la cantidad, ni para las tortillas va a alcanzar, tomando en cuenta que actualmente el kilo rebasa los 20 pesos en varias zonas del país.

Oficialmente la alimentación básica se ha empobrecido en un país, al que le prometieron una transformación sobre todo para los que menos tienen.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) lo dio a conocer ayer, después de que también se confirmará la inflación de más del 8 por ciento. Dicha organización informó que debido a la alta inflación en México, se han encarecido los productos, disminuido la capacidad de compra de la población y la ha obligado a pedir fiado.

La Anpec, alianza que seguramente no debe ser acreditada por el inquilino de Palacio Nacional, dio un informe devastador y realista de la situación en México.

Al dar a conocer los resultados de la “17ª Encuesta Anpec: inflación y desabasto”, informó que el ticket promedio de compra diario es ahora de 50 a 100 pesos, cuando en octubre del año pasado estaba entre 100 y 150 pesos, lo que revela una baja en la capacidad de compra de la población.

Advirtieron que “La alimentación de los mexicanos en la época pos Covid se ha empobrecido, ha bajado su calidad y cantidad, es algo que al final del día nos va a cobrar una factura mayor de no cambiar esta situación porque esta seguridad alimentaria no va llevar a tener una salud pública más frágil de la que ya tenemos y a tener problemas de salud mayores en un futuro no muy lejano”.

Lo que queda claro, es que la transformación de cuarta avanza, imparable, pero para convertir al país en fábrica de más pobres, con más hambre.

Ágora

Como para seguir desapareciendo al país, el gobierno de AMLO ahora va por la eliminación de 20 programas en el Presupuesto 2023.

Sí, con el borrador sin sentido, se prevé la eliminación de 20 programas presupuestales, entre los cuales destacan los de Calidad en la Atención Médica, Becas “Elisa Acuña”, Apoyo Financiero a Microempresas Familiares y el Fondo de Reconstrucción de Entidades Federativas.

Otros más que van a desaparecer es el de «Apoyo a Refugios Especializados para Mujeres Víctimas de Violencia de Género», con 420 millones de pesos, y el de «Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas», con 289 millones, serán dados de baja por la Secretaría de Bienestar, aunque pasarán en enero a la Secretaría de Gobernación.

@monicamarena

 

Leave A Reply