Parque Juárez

Share

Rechazo de trabajadores petroleros a la 4T

 

Por Mónica Camarena Crespo

 

Aunque operaron con mucho dinero y amagos como acostumbran, el voto mayoritario de los trabajadores del Sindicato Petrolero de la República Mexicana le dio el triunfo como secretario general a una extensión de Carlos Romero Deschamps, el priista veracruzano Ricardo Aldana.

 

Se trata de un fuerte golpe a la llamada cuarta transformación y una bofetada a los muy malos operadores del presidente, empezando por la titular de la La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) Luisa María Alcalde, pasando por la propia titular de Energía, Rocio Nahle, el gris director de Pemex, Octavio Romero y hasta el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García a quién ni siquiera en una gasolinería lo quieren pues solo presume los baños.

 

Al presidente no le quedó de otra más que hacer como que respeta los resultados y hasta presumió de una elección libre y secreta, como si hubiese otra opción.

 

Lo interesante será ver que pasará a partir del anuncio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) que de manera muy rápida, inusual en esta área, informó que durante el proceso electoral para secretario general del sindicato petrolero se recibieron 191 denuncias, por lo que la dependencia tendrá un máximo de 10 días para ratificar la elección y emitir un fallo.

 

Lo importante de dicha elección es que tuvo un alto porcentaje de participación, un total de 63 mil 700 trabajadores emitieron su voto, que corresponde al 88 por ciento de los trabajadores registrados en la plataforma Sirvolab, y un 73 por ciento del total de trabajadores sindicalizados.

 

 

Cauto ha sido Ricardo Aldana quién incluso se deslindo suavemente de Carlos Romero y hasta prometió trabajar de la mano con el presidente y Pemex. Sin embargo, rondan en el aire los señalamientos que azuzaron desde Palacio Nacional, para recordar el desfalco a Pemex por 20 mil millones de pesos que llevó a cabo el exsecretario general, Carlos Romero Deschamps en presunta complicidad con el actual dirigente del sindicato de Pemex, Ricardo Aldana durante el sexenio pasado.

Ese presidente con expresión serena ante los resultados del sindicato petrolero que favorecieron al priista Ricardo Aldana hay que tomarla con muchas reservas, tomando en cuenta sus declaraciones nada casuales en torno al llamado “pemexgate”.

AMLO no se anduvo por las ramas en este tema y sin rodeos prometió ante reporteros que Aldana será investigado por la autoridad correspondiente pues el Gobierno Federal no puede proceder sin pruebas.

El caso dijo “lo debe ver la autoridad correspondiente, no podemos acusar sin pruebas”, dijo el mandatario, quién con dicho triunfo recibe la primera estocada de un gremio de gran influencia en el país.

@monicamarena

 

 

 

 

Leave A Reply