Parque Juárez

Share

   

                           Un “diezmo” de calificación para la educadora 

 

Por Mónica Camarena Crespo

 

Delfina Gómez en otros tiempos ya no sería titular de la Secretaría de Educación en México, por decencia política, congruencia y respeto a niños, jóvenes y padres de familia, tendría que haber presentado su renuncia.

Sin embargo, en los tiempos de la cuarta transformación, lo único que ha evolucionado es la desfachatez y la soberbia de un gobierno cobijado en una mayoría sin equilibrios e injusticias.

La encargada de la educación en México por determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fue la responsable de retener durante 3 años, el 10% del salario a trabajadores del municipio de Texcoco cuando fue alcaldesa de ese municipio en el Estado de México.

La multa de más de 4 millones de pesos que impuso el INE a Morena es lo de menos, tienen para eso y para muchos más; el descrédito no podrá ser borrado del camino de la titular de la SEP, la perseguirá hasta en sus sueños y pasará a la historia, ahora como la maestra del “diezmo”.

Pero Delfina Gómez no solo le quitó parte de su salario a sus trabajadores para entregárselo al movimiento de regeneración nacional y así contribuir a la causa del “mesías” sino que mintió ante legisladores con gran desfachatez.

Apenas el 16 de noviembre del 2021, la titular de la SEP acudió a la Cámara de Senadores para comparecer y al ser cuestionada por la denuncia por el cobro del diezmo a trabajadores por 13 millones de pesos, la maestra Delfina con templado semblante contesto a los legisladores “jamás haría una cosa así”.

Con todo lo anterior la encargada de la educación en México, pasó de corrupta a mentirosa y viceversa, la pregunta es ¿con qué calidad moral se sostendrá de ahora en adelante la funcionaria de una de las dependencias más importantes, después de haberse comprobado que le quitó parte de su sueldo a trabajadores a su cargo?

¿Esa es la educación que incluirá en nuevos libros de texto? La carga corrupta no podrá desaparecer, siempre se lo van a recordar y aunque estuviese realizando un buen trabajo en la SEP (no hay noticias al respecto) lo cierto es que Delfina tan solo por dignidad debería irse lo antes posible de un gabinete de por sí, fuertemente cuestionado, endeble y repleto de improvisados.

Ágora

La nueva clase que impartirá Delfina a sus alumnos “Diezmo procede del vocablo latino decimus y está vinculado a un décimo (la décima parte de algo). El concepto se utilizaba para nombrar al derecho del 10% que un rey exigía sobre el valor de las mercaderías que entraban a su reino o que se traficaban desde sus puertos”.

 

@monicamarena

 

Leave A Reply