¡MUERA LA INTELIGENCIA!

Share

Más que los arteros ataques desde el púlpito presidencial en contra de la autonomía de las universidades públicas, de la UNAM en particular y de la libertad de cátedra, lo que resulta inverosímil es que «universitarios» justifiquen y hasta defiendan esta nueva modalidad del porrismo. La propaganda «cuatrera» dejó fritas muchas muy «doctas» masas encefálicas.

Leave A Reply