Quebradero

Share

Movido el fin de semana para ysq

Por Javier Solórzano Zinser

No parece que al Presidente le inquiete tener varios frentes abiertos.

Es un enigma qué tanto la acumulación de frentes abiertos vaya a convertirse en un problema mayor. Por ahora estamos en tiempos en que tiene un pleno control de la agenda y en algún sentido tiene también el control de los frentes que se le van abriendo.

Sin embargo, las respuestas que ha venido dando a los muchos planteamientos que se le hacen podrían revertírsele. Ante algunos temas se dan salidas esquivas y por más que pareciera que responde a lo que se cuestiona, deja en muchas ocasiones terreno de dudas que presumimos podrían revertírsele, porque no se responde y el tema se va enquistando y quedando en el imaginario colectivo por más que vivamos bajo la cultura de lo efímero.

La respuesta a la fundamentada investigación “Papeles de Pandora”, colocando a Raúl Salinas de Gortari como referente para pasar por alto la presunta responsabilidad de gente cercana a él, lo único que provoca es una especie de evasión temática bajo la idea de que antes también se hacían estas operaciones. En el fondo también queda la idea, que en otras ocasiones también se han presentado, pero ahora no se roba como antes y cuando esto pasa forma parte de algo así como que la causa lo justifica.

El fin de semana en Puebla se presentó otro incidente que se ubica en este mismo contexto, cuando un grupo de ciudadanos le dieron un “portazo” al Presidente para exigirle que les entregaran la ayuda ofrecida por las afectaciones que tuvieron por Grace.

El Presidente remitió la protesta a que lo querían ver y que por ello el 20 de noviembre habrá un gran acto en el Zócalo para estar otra vez ante la gente que lo quiere ver.

Cuestión de perspectivas, pero lo de Puebla no es un caso único. En otras entidades no ha llegado la ayuda prometida y se están teniendo problemas serios con todo el proceso del censo. En más de un caso se les pide a los ciudadanos documentos de refrigeradores, televisiones o cualquier otro aparato doméstico, los cuales consiguieron en intercambio e incluso se los pudieron haber regalado.

No dudamos que alguien quisiera aprovecharse de la situación, pero, en general, muchas de estas operaciones se hacen de palabra o a través de trueques, los cuales no se registran, porque las cosas quedan entre amigos o familiares.

La gente estaba protestando en Puebla para ver al Presidente, pero para que el tabasqueño les resolviera sus problemas. Han pasado varios días y las cosas siguen igual, si llegaron a ese extremo se debe al hartazgo ya que no les han respondido sus demandas. Efectivamente, querían ver al Presidente, pero para protestar bajo la idea de que sería solidario a sus demandas.

Otro de los temas que surgieron estos días es el tuit de una senadora panista en que asegura que encarará al Presidente en la entrega de la Medalla Belisario Domínguez, la cual se le va a otorgar a una extraordinaria mujer, Ifigenia Martínez.

La historia de la maestra es formidable. Profesora de muchos que hoy están indistintamente tanto en gobiernos, academia y en el sector privado, a lo que se suma su compromiso político desde la izquierda como fundadora de partidos que hoy tiene una de sus conclusiones en Morena.

La presencia del Presidente en este acto es necesaria por muchos motivos, los cuales van desde la importancia de ser parte de la entrega de la Belisario Domínguez hasta ser solidario con una mujer que siempre ha estado con él; en medio de todo esto poco o nada cuenta la cuestionada legisladora.

Es un enigma cuánto tiempo más le van hacer útiles ciertas respuestas al Presidente por más que cambie de tema o las haga a un lado.

RESQUICIOS

A todos ayudaría que en lugar de señalar a quienes voten contra la Reforma Eléctrica mejor se organizara un debate haciendo a un lado filias y fobias, de nada va a servir el voy derecho y no me quito; el asunto es de enorme trascendencia como para imponerlo.

 

Leave A Reply