Echan a diplomático de Embajada en España: defendió en un artículo la lectura por placer

Share

Jorge F. Hernández anunció la tarde de este sábado en su cuenta de Twitter que fue cesado de su cargo como ministro para Asuntos Culturales de la Embajada de México en España, dos días después de que publicó un artículo en el diario Milenio defendiendo la lectura por placer.

“Ayer fui cesado como Ministro para Asuntos Culturales de la Embajada de México en España. Mi aplauso y gratitud para el equipo ejemplar del Instituto Cultural de México en España y la Biblioteca Octavio Paz”, fue el mensaje de Hernández en la red social.

Hace unas semanas, se difundió en medios de comunicación una declaración del director de Materiales Educativos de la SEP, Marx Arriaga, en la que durante una conferencia con normalistas sostuvo que leer por goce es un “acto de consumo capitalista” y en su lugar llamó a la lectura como “acción emancipadora”.

En la edición de Milenio del pasado 5 de agosto, Jorge F. Hernández publicó el artículo titulado “Por placer”, en el que afirmó que “la hija de Marx (Karl) hizo la primera traducción al inglés de Madame Bovary y a mí me conmueve imaginar que en la desvencijada mesa del comedor familiar había cuartillas de la prosa pura de Gustave Flaubert revoloteando al lado de las hojas que caían como otoño cerebral del padre preocupado por la lucha de clases, la plusvalía y el ejército industrial de reserva”.

“… y supongo que no faltará el Marx o marxista que argumente que Jenney Julia Eleanor Marx tradujo la vida loca de Emma Bovary para apuntalar la crítica a la frivolidad burguesa, a la oxidada sociedad campirana y demás dijes del capitalismo consumista. ¿O no?”, puntualizó Hernández.

El diplomático también expresó en su texto que “por supuesto que se puede leer bajo la muy ideologizada militancia del errado o confundido bibliotecario improvisado que acaba de clamar algo en torno al consumismo capitalista como afán opuesto a quienes creen que leyendo reviven Playa Girón o las heridas de Camboya, cuando en realidad su tufillo más bien apesta a Pol Pot (que no es precisamente un guiso inglés), ese demente que pintó en letras rojas la condena fanática contra todo aquél que llevara lentes, gafas o quevedos de diversa dioptría ‘pues revelan que se trata de un lector’.

“Por supuesto que se puede exhortar al populis a que lea por adiestramiento, por memorización, por inculcación ideológica y como ungüento de uniformidad, pero yo parto aquí una lanza en favor de quienes leemos por insomnio, para viajar sin maletas a cualquier paisaje y sin reloj a cualquier hora y época; hablo de los que leen en voz alta para compartir una trama y los que leen en silencio para hablar con dioses, ligarse a una musa o matar a un tirano… y hablo del que lee por pendejo porque no lo queda de otra”, ironizó. Dos días después fue echado de la Embajada de México en España.

Marx Arriaga es el funcionario que lanzó una convocatoria nacional para rediseñar los libros de texto gratuito por lo que no se le pagó ni un centavo a quienes decidieron participar bajo esas condiciones. Fue además sinodal del examen de doctorado de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Leave A Reply