Remembranzas

Share

El padre de los Alebrijes, a 115 años de su natalicio

Fue en 1936, cuando Pedro Linares López, cartonero de oficio y originario de la Ciudad de México, enfermó, perdió la conciencia y cayó en un profundo sueño, cuando tenía 30 años; el cual, le revelaría unas criaturas extrañas que cambiarían su destino como artesano de La Merced.

Aprovechando su habilidad de cartonero, Pedro Linares tomó un pedazo de papel y moldeó esas figuras, las pintó igual que como estaban en sus sueños, dándole vida a los “Alebrijes”.

A los alebrijes, se les considera figuras que transmiten simultáneamente expresividad masiva del color y la alegría, son protagonistas de un espectáculo que se desarrolla dentro de una trama de misterio que tiene el propósito de motivar a los espectadores a sumergirse en la cultura mexicana.

Los alebrijes son criaturas híbridas, conformadas por elementos fisionómicos de diferentes animales, es decir, una combinación de varios animales en uno solo. Evidentemente son seres que viven en la imaginación y su función es la de un guía espiritual.

Hay dos tipos de alebrijes, los alebrijes inspirados en el sueño pesadillesco del artesano Pedro Linares que están hechos con la técnica del papier-mâché o cartonería, y los de madera tallada de las comunidades zapotecas del estado de Oaxaca.

Pero los colores de cada alebrije tiene un mensaje, por ejemplo: el verde se asocia con la naturaleza y la empatía, mientras que el rosa es un color sensible que simboliza el amor. El naranja se utiliza para liberar las emociones negativas y el amarillo se relaciona con la expresión de nuestros sentimientos, la alegría y el lujo.

Pedro Linares López, creador de los Alebrijes, nació un 29 de junio de 1906, hace unos días se cumplieron 115 años de su llegada al mundo. 

Linares López, fue entre otras cosas, un experto en fabricar judas de cartón y otras figuras para Diego Rivera y Frida Kahlo y muchos otros artistas de la Academia de San Carlos. Pero sin duda, su principal legado es la creación de los alebrijes.

Está artesanía es muy bien valorada por los turistas extranjeros que visitan México.

En nuestro país a estas figuras quiméricas hay creencias que las consideran amuletos de la buena suerte.

@PerlascaLety

FB Leticia Perlasca

Leave A Reply