Objetó Junta de Gobierno de la UV votación de Ley Orgánica durante Consejo Universitario

Share

-Anteproyecto anterior vulnera equilibrio y contrapesos institucionales, afirma

Un día antes de que se celebrase la última sesión del Consejo Universitario General del actual rectorado, la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana envió un oficio a la rectora Sara Ladrón de Guevara en el que expresó directamente su oposición a que se votara un nuevo anteproyecto de Ley Orgánica sin antes consultarlo con la comunidad universitaria.

En dicha misiva, los integrantes de la Junta de Gobierno expresaron su “desacuerdo ante el procedimiento llevado a cabo en lo referente al punto 7 del orden del día, concerniente a la revisión de la armonización de la propuesta de Ley Orgánica de la Universidad Veracruzana con la Ley General de Educación Superior, en la sesión del Consejo Universitario que tendrá lugar el día 28 de mayo del presente año”.

La Junta de Gobierno –órgano que tendrá en sus manos la decisión sobre quién será el próximo rector o rectora de la UV- enfatizó en su comunicación que “la Ley General de Educación Superior garantiza la autonomía de los órganos autónomos y su capacidad de legislarse. Pero condiciona su legislación a una consulta previa, libre e informada a su comunidad universitaria, a los órganos de gobierno competentes de la Universidad o institución, además de contar con una respuesta explícita de su máximo órgano de gobierno colegiado. En este caso, el Consejo Universitario General”.

“Por lo tanto, el procedimiento de consulta que la Ley General de Educación Superior apunta en la cita anterior no ha sido respetado en todas sus partes, entre las cuales se destaca la nula consulta a las juntas académicas ni a los órganos de gobierno competentes, como la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana, lo que hace improcedente una votación de la propuesta de Ley Orgánica en el Consejo Universitario General”, puntualizó la Junta de Gobierno.

Asimismo, en el oficio enviado directamente a la rectora Ladrón de Guevara se planteó que en otro documento, entregado a la LXV Legislatura del Estado de Veracruz el 29 de mayo de 2019 por la Junta de Gobierno, ésta manifestó su “preocupación por la vulneración del equilibrio y contrapesos institucionales, así como la necesidad de respetar el derecho de asentir o disentir sobre asuntos fundamentales en la toma de decisiones que tienen que ver con los asuntos y el futuro de nuestra Universidad”, problemas que desde su perspectiva están contenidos en el anteproyecto de Ley Orgánica entregado por la Rectoría al Congreso local en mayo de ese mismo año.

“Hoy, seguimos manteniendo la postura de lo allí expresado y no se disipará hasta que haya una reflexión libre e informada de la propuesta de Ley Orgánica. Por ello, reiteramos la necesidad de una amplia consulta a la comunidad universitaria como paso esencial en el ejercicio responsable de nuestra autonomía”, sentenció la Junta de Gobierno en su oficio, el cual fue leído por la secretaria del Consejo General Universitario, María Magdalena Hernández Alarcón, durante la sesión del pasado viernes 28 de mayo.

Al respecto, la rectora Sara Ladrón de Guevara aseguró que el oficio de la Junta de Gobierno “expresa los mismos malos entendidos que me parece, desde mi punto de vista, un desconocimiento (sic) de los procesos que estamos llevando a cabo en el Consejo Universitario y una desconfianza en las autoridades universitarias, que creían que íbamos a presentar una nueva iniciativa, lo cual es, reitero, absolutamente falso”.

A continuación, el texto íntegro del oficio enviado por la Junta de Gobierno a la Rectora:

Los integrantes de la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana, en uso de nuestro derecho de expresión, hacemos del conocimiento del Consejo Universitario General que usted preside, nuestro desacuerdo ante el procedimiento llevado a cabo en lo referente al punto 7 del orden del día, concerniente a la revisión de la armonización de la propuesta de Ley Orgánica de la Universidad Veracruzana con la Ley General de Educación Superior, en la sesión del Consejo Universitario que tendrá lugar el día 28 de mayo del presente año.

Nuestra objeción se basa en lo establecido en la propia Ley con la que se pretende armonizar la propuesta de Ley Orgánica. Nos referimos a la Ley General de Educación Superior, artículo 2, tercer párrafo, que establece que: ningún acto legislativo podrá contravenir lo establecido en la fracción 7 del artículo tercero constitucional. Cualquier iniciativa o reforma a las leyes orgánicas referidas en este artículo deberá contar con los resultados de una consulta previa, libre e informada a su comunidad universitaria, a los órganos de gobierno competentes de la Universidad o institución de educación superior a la que la ley otorga autonomía, y deberá contar con una respuesta explícita de su máximo órgano de gobierno colegiado.

La Ley General de Educación Superior garantiza la autonomía de los órganos autónomos y su capacidad de legislarse. Pero condiciona su legislación a una consulta previa, libre e informada a su comunidad universitaria, a los órganos de gobierno competentes de la Universidad o institución, además de contar con una respuesta explícita de su máximo órgano de gobierno colegiado. En este caso, el Consejo Universitario General.

Por lo tanto, el procedimiento de consulta que la Ley General de Educación Superior apunta en la cita anterior no ha sido respetado en todas sus partes, entre las cuales se destaca la nula consulta a las juntas académicas ni a los órganos de gobierno competentes, como la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana, lo que hace improcedente una votación de la propuesta de Ley Orgánica en el Consejo Universitario General.

Por otra parte, la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana ya señalaba en el documento entregado a la LXV Legislatura del H. Congreso del Estado de Veracruz el 29 de mayo de 2019, anexo a este documento, con referencia al anteproyecto de Ley Orgánica entregado en mayo del mismo año, su preocupación por la vulneración del equilibrio y contrapesos institucionales, así como la necesidad de respetar el derecho de asentir o disentir sobre asuntos fundamentales en la toma de decisiones que tienen que ver con los asuntos y el futuro de nuestra Universidad.

Hoy, seguimos manteniendo la postura de lo allí expresado y no se disipará hasta que haya una reflexión libre e informada de la propuesta de Ley Orgánica. Por ello, reiteramos la necesidad de una amplia consulta a la comunidad universitaria como paso esencial en el ejercicio responsable de nuestra autonomía.

En cuanto a los contenidos, las observaciones y las sugerencias expresadas en nuestro documento de 2019, reconocemos su vigencia. Sin embargo, consideramos que es igualmente urgente un análisis en función de los parámetros que la Ley General de Educación Superior observa en materia de derechos humanos, de equidad, de inclusión, de género, de la gratuidad de la educación, de la sustentabilidad y muchos otros que invitan a revalorar los procesos académicos de la institución.

Sin tiempo para conocer la nueva propuesta ni poder reflexionar sobre ello, y sin una participación de todos los actores de la Universidad en este proceso, la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana expresa su preocupación ante una votación por parte del Consejo Universitario de una ley que no ha sido suficientemente consensuada ni analizada por la comunidad universitaria, violentando de esta manera su derecho de expresión así como a la Ley General de Educación Superior, la cual determina la consulta como parte del procedimiento para elaborar nuestras propias leyes y como un principio esencial que debe regir la vida académica.

Leave A Reply